Este fin de semana tuve el placer de participar en la primera edición del Festival de la Tierra que se celebraba en Tabanera de Cerrato, un pequeño pueblo de la provincia de Palencia, España. A lo largo de los últimos años, este pueblo ha pasado de estar casi desierto en invierno a convertirse en un núcleo de atracción de gente joven, la mayoría profesionales, que deciden dejar las grandes ciudades para disfrutar de una vida relajada, saludable y en armonía…